Amores que matan

Este grupo, que surgió en Quito y se expandió a otros lugares del mundo, busca errores en las paredes y los arregla.
Los grafitis son la manifestación callejera por excelencia. Vandalismo para algunos, expresión artística para otros, son el centro de un debate de años y que resulta muy difícil de zanjar. Pero hay un punto peculiar de esta forma de comunicarse en el que hasta ahora nadie había puesto la lupa: la ortografía de esos mensajes que pintan las paredes de todo el mundo. Pero todo cambió hace un año, cuando un grupo de anónimos sorprendió con una propuesta justiciera y muy original.
Se desconocen sus identidades, pero funcionan como un grupo desinteresado que ofrece lecciones de ortografía y gramática en las paredes de ciudades como Quito o Madrid. Con un spray naranja, rojo o similares, identifican errores como la falta de comas, de tildes, de mayúsculas, alguna h que sobra, una s que se coló donde iba una c, y los corrigen. La firma bajo los mensajes corregidos disipan cualquier: Acción Ortográfica estuvo ahí.

Por ti, por mí

Tanto por el nombre como por las historias que circulan a su alrededor, se cree que se inspiraron en Acción Poética, otro grupo de grafiteros que se hicieron especialmente conocidos a través de las redes sociales a partir de sus frases ingeniosas y sus mensajes incisivos. Las primeras apariciones de Acción Ortográfica se registraron el año pasado en el barrio de La Floresta, en Quito, Ecuador.
Las repercusiones en las redes sociales fueron inmediatas y casi unánimes. Casi todos los cibernautas que opinaron del tema consideraron a los responsables de Acción Ortográfica como “vengadores” o “superhéroes” de la ortografía y clamaron por un mundo “con grafitis bien escritos”.

Si no es ahora, ¿cuándo?

El éxito que cosechó la iniciativa en Quito fue fuente de inspiración en otros rincones del mundo. Por caso, un grupo tomó su nombre y le agregó la ciudad donde trabajan. Pasó a llamarse Acción Ortográfica de Madrid, un equipo que busca fomentar la correcta escritura en las distintas paredes y muros de la capital española.

Al equipo de traductores de Tradelia nos parece una propuesta original e interesante. Cuando ves una palabra mal escrita tantas veces -y más en la calle- te hace dudar. Si la actividad está destinada a abrir una discusión sobre la ortografía y no a burlarse de los que escriben mal, puede ser muy valiosa.

Fuente: infobae.com

Plano metro

Plano metro Barcelona Traducido al inglés y al catalanglish

Se trata de un montaje del mapa de la red de Metro con las divertidas “traducciones“, al inglés y al catalanglish, del nombre de sus estaciones. El mapa trucado se ha convertido en viral a través de redes sociales como Facebook. Se trata de un imaginativo montaje que pretende hacer gracia con la traducción  literal de nombres como Dry Town [Poble Sec], Jungle Sea [Selva de Mar], Whiteneck [Collblanc], Hebron’s Valley [Vall d’Hebron], The Health [La Salut], Charms [Encants], Clot [Hole], NewTown [Poblenou] o Sea Kisses [Besòs Mar], y que incluye algunas traducciones de nombres propios de instituciones o personajes, como Secondary School [Liceu] o James 1st. [Jaume I] . También hay cabida para aquellos nombres o apellidos sin equivalencia idiomática, con la invención, por parte del traductor, de adaptaciones tan delirantes como Doyounderstanda [Entença], Littlebarskywave [Barceloneta], TatooOne [Tetuán] o Urwhatawave [Urquinaona]. Este ejercicio de imaginación y creatividad lingüística ha triunfado plenamente entre los internautas.   Fuente: lavanguardia.com15

bannertraductoresaco¿Qué personas son realmente traductores-intérpretes jurado?. Hemos comprobado que esta duda suele surgir en algunas personas que buscan este servicio.

Desde la web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se puede acceder al listado de todos los Traductores-Intérpretes Jurados nombrados por dicho Ministerio, proporcionado por la Oficina de Interpretación de Lenguas, que lo elabora periódicamente. En él podréis comprobar qué traductores e intérpretes jurados pueden “certificar con su firma y sello la fidelidad y exactitud de sus actuaciones, empleando la fórmula que a tal efecto dicte el Ministerio”, de forma que estas traducciones tengan carácter oficial.

Por eso, desde Tradelia os facilitamos esta información para que podáis comprobar el nombramiento de nuestros traductores jurados.

 

 

Importancia de un traductor

La importancia de un traductor para que haya comunicación

Una mala traducción de un anuncio o de su eslogan puede hacer que una marca pierda dinero y reputación. Por increíble que parezca esto sucede con demasiada frecuencia, ya que las grandes marcas, en un esfuerzo por ser competitivas y obtener mayores beneficios, no invierten en traducciones lo necesario para contar con buenos profesionales nativos que les aportarían el gran conocimiento del lenguaje local que poseen. Rápidamente las sociales se hacen eco de los errores cometidos, produciendo el descontento, las quejas y hasta las burlas de los consumidores, llevando a la compañía a pedir disculpas, e incluso, a la retirada del mercado de los productos afectados, con la consiguiente mala imagen que conlleva. Traducir no es tan sólo trasladar una palabra de un idioma a otro. Para que se produzca una traducción coherente es necesario conocer la lengua de destino a la perfección. Existen tres razones por las que una empresa debería hacer una buena traducción: 1.- Inspirar confianza. La primera de las claves que debe tener en cuenta una empresa. Es primordial redactar en la lengua del mercado al que se dirija, ya que los textos actúan como escaparate y en el día a día se producen un sinfín de conversaciones, la mayoría de ellas por escrito, que deberían potenciar y no enturbiar la marca. 2.– Para gustar a Google. Es la buena escritura lo que más valora el nuevo algoritmo Colibrí. El buscador estrella posiciona los contenidos teniendo en cuenta el significado de usuarios van a encontrar primero la información bien redactada, con ausencia de errores ortográficos, gramaticales y de estilo. 3.– Para rentabilizar la inversión. Contratar los servicios de un traductor profesional es fundamental para dotar a una marca de un carácter internacional, aportando además a sus clientes el conocimiento de la cultura, las costumbres y el día a día del país en el que dicha marca se quiera posicionar. Desde Tradelia os animamos a consultarnos cualquier duda que os pueda surgir en materia de comunicación internacional.

Clásicos del Reino Unido Que nuestro fuerte no son los idiomas es algo evidente. ¿Por qué?Fundamentalmente por varios motivos. Ver las series y películas extranjeras traducidas y dobladas en vez de en versión original y subtituladas, el menosprecio que antaño se le dio a los idiomas en las escuelas y colegios, o las diferencias en la pronunciación, significado y sintaxis, son algunos de los motivos que nos colocan a la cola de los países europeos en materia de su aprendizaje. Y debido a estas distinciones en pronunciación, significado y sintaxis, hay varias palabras y formas del inglés que se nos atragantan a los españoles. Desde Tradelia os acercamos las más significativas: 1- Nos cuesta pronunciar palabras como laugh, tough,rough, y en general las palabras que terminan en GH (F) 2- La palabra Axe, hacha en español, se debería pronunciar aks. 3- Pronunciar bien el nombre de nuestro propio país en inglés, Spain, nos cuesta horrores ya que no utilizamos la S líquida, sino que lo hacemos como si hubiera un ES. 4- Diferenciar las palabras ship (barco) and sheep (oveja) no es fácil y suele llevar a confusiones. (No deberíamos cruzar el Canal de la Mancha subidos en una oveja). 5- El falso amigo actually, que se suele traducir erróneamente por “actualmente” y que significa “en realidad”. 6- Lost y missed son dos “pérdidas completamente diferentes”. 7- Hay cierta tendencia a utilizar el verbo to have (tener) para referirse a la edad que tenemos, cuando lo correcto en inglés es usar el verbo to be (ser). “I am 31 years old” y no “I have 31 years”. 8- Dos verbos que nos confunden son to take y to have también. En la traducción de “tomar un café”, que en inglés sería have a coffee, nosotros solemos decir “take a coffee”. 9- Cuando estamos de acuerdo en algo, muchos dicen “I am agree” (estoy de acuerdo), pero en inglés “agree” es un verbo, por lo que lo correcto sería: I agree. 10- También, por último, suele generar dudas el uso de los verbos To do/to make   Fuente: elconfidencial.com

Mariano Antolín Rato

Desde Tradelia Servicios de Traducción queremos felicitar a escritor y traductor gijonés, Mariano Antolín Rato, recientemente galardonado con el Premio Nacional a la Obra de un Traductor.

El jurado ha elegido la obra de Mariano  Antolín Rato (Gijón, 1943) “por toda una vida dedicada a la traducción, por el amplísimo repertorio de registros lingüísticos, estilos literarios, corrientes estéticas y visiones del mundo con los que ha enriquecido nuestra lengua”.

Este Premio Nacional tiene como objeto distinguir el conjunto de la labor realizada por un traductor español, sea cual sea la lengua o lenguas utilizadas en el desarrollo de su labor, y que haya dedicado especial atención a la traducción de obras extranjeras a cualquier lengua española. Mariano Antolín Rato es novelista, ensayista, traductor y colaborador de prensa. Realizó estudios de Filosofía y Derecho en la Universidad de Oviedo. Con su nombre o bajo el seudónimo de Martín Lendínez ha traducido a autores fundamentalmente norteamericanos. Traduce del inglés, francés e italiano. Ha sido muy valorada su versión de la monumental novela The Making of Americans (Ser americanos), de Gertrude Stein; o las numerosas traducciones que hizo de los escritores estadounidenses de la Generación Perdida (Dos Passos, Faulkner o Fitzgerald). Es también introductor en España de los escritores de la Generación Beat (Kerouac, Burroughs o Ginsberg). Sus versiones de En el camino y Los vagabundos del Dharma, de Kerouac, o Yonqui y Almuerzo desnudo, de Burroughs, continúan influyendo en los lectores más jóvenes. El término yonqui fue utilizado por él en castellano por primera vez.   Fuente: Hoyesarte.com

lluvia sobre tierra

lluvia

Hay infinidad de cosas en nuestro día a día a las que bautizamos con nombres de lo más variopinto sin saber que ya lo tienen. Desde Tradelia os presentamos los nombres de 29 de estas cosas presentes, muchas de ellas, en tu vida diaria. Son palabras para las que difícilmente encontraríamos traducción.

1. Acerico. Almohada pequeña. Y también la almohadilla que sirve para clavar alfileres o agujas.

2. Agrafe. Pieza de metal para sujetar el cierre de botellas y frascos. Por ejemplo, el alambre y la chapa de las botellas de cava.
3. Ampersand. El signo &. 4. Ápice. Acento o cualquiera de los signos que se colocan sobre las letras, como el punto de las íes. Eso sí, el acento de la eñe se llama virgulilla. 5. Carúncula. La cresta de gallos y pavos. 6. Crencha. Raya del pelo y cada una de las partes en las que la crencha divide el cabello. 7. Criptomnesia. Fenómeno que consiste en creer que se te acaba de ocurrir algo que en realidad sólo lo estabas recordando, aunque no recuerdes que ya lo sabías. Por ejemplo, cuando plagias involuntariamente un tuit. 8. Diastema. Espacio entre los dientes. Estuvo de moda durante siete segundos porque todo ha estado de moda alguna vez. O lo estará. Recordad, por ejemplo, los bigotes. 9. Estepicursor. El matojo rodante típico de las películas del oeste o de cuando cuentas un chiste en un bar. También se llama rodamundos, sorrasca, calamino, boja, salicón, salicor, salicornio, salicornia, barrilla, corredora del desierto, bola del oeste, apretaculos, capitana, malvecino, alicornio, cardo ruso, planta rodadora, bruja, chamizo, cachanilla, maromera, salsola, y rodadora. 10. Filtrum. Surco subnasal, es decir, la ranura situada debajo de la nariz y encima de los labios. 11. Fosfenos. Las manchas luminosas que se ven al frotar los párpados. 12. Ginecomastia. Engrandecimiento patológico de los pechos de los hombres. 13. Giste. La espuma de la cerveza. Ejemplo de uso cotidiano: “¿Sabías que la espuma de la cerveza se llama giste?” 14. Guedeja. Cabellera larga y también la melena del león. 15. Herrete. Cada una de las puntas de plástico o metal de los cordones. 16. Jeme. Distancia que hay desde la punta del pulgar a la del índice, separando el uno del otro todo lo posible. Unidad de medida equivalente a “un cacho así”. 17. Lemniscata. Curva plana de forma semejante a un 8. Es el término correcto del símbolo de infinito. 18. Lúnula. El espacio blanquecino semilunar de la raíz de las uñas. 19. Óbelo. Signo de división. El de multiplicar es una más común “aspa”. 20. Petricor. El olor de la lluvia en sitios secos. 21. Pie de Morton o pie griego. Cuando el segundo dedo del pie es más largo que el gordo. (¿Estas personas son alienígenas infiltrados? Este sería otro debate). 22. Quincunce. Disposición como la figura de un cinco en un dado, con cuatro puntos formando un rectángulo y otro punto en el centro. 23. Recazo. La parte del cuchillo opuesta al filo. 24. Sangradura. La parte hundida del brazo opuesta al codo. 25. Telson. La cola de los crustáceos. Ejemplo: “¿Tú te comes el telson de los langostinos? Yo sí. Soy un poco bruto”. 26. Tenesmo. Ganas frecuentes de ir al baño. 27. Vagido. Gemido o llanto del recién nacido. 28. Virola. Es una abrazadera de metal que se coloca en algunos instrumentos, incluyendo la anilla metálica que une el lápiz con la goma de borrar y la punta de un paraguas, por ejemplo. No confundir con “vitola”. 29. Vitola. La anilla de los cigarros puros.   ¿Algún traductor se atreve con “Sangradura”?   Fuente: elpais.com
Falsos amigos

Palabras inglesas que inducen a engaño

Hemos visto publicado en elconfidencial.com un artículo en el que nos muestran las diferentes dificultades a las que se enfrentan los españoles con las palabras que se parecen mucho entre sí en inglés y cuyo uso equivocan también los propios ingleses. Desde Tradelia recomendamos no fiarse de las traducciones literales, fáciles a priori, pero traicioneras. Un buen traductor no debería incurrir nunca en errores de este tipo.

Igual que los hispanohablantes cometemos errores al hablar en castellano, los anglófonos también se equivocan con el inglés y así lo refleja el periodista Jeff Haden, que ha publicado un artículo en la revista Time advirtiendo de estos malos usos.

Estos son los errores más comunes en los que incurren también los ingleses y su traducción, que serán de gran ayuda a los hispanohablantes para llegar a disfrutar hablando en inglés.

  1. Adverse, averse

Son palabras que no sólo se parecen en su forma sino que también sus significados se asemejan, por lo que a menudo se usa la una por la otra. No obstante, y aunque se parezcan mucho, no son la misma palabra y no pueden utilizarse como sinónimos. Adverse significa en inglés adverso, contrario o desfavorable; averse, por su parte, significa reacio, opuesto a.

  1. Affect, effect 

Affect quiere decir influenciar, afectar, conmover. Por el contrario, effect significa efectuar, llevar a cabo. A veces su uso puede ser tramposo. Para dar una pista, Haden propone la siguiente regla: “Emplea effect si estás haciendo que ocurra y affect si estás teniendo un impacto en algo que otra persona está intentando que ocurra”.

Hay que señalar que la confusión suele producirse cuando ambas formas son verbos. Effect puede ser un sustantivo, pero ahí no suele haber dudas.

  1. Compliment, complement

Compliment es un hacer un cumplido, un halago, un piropo. Complement, por el contrario, es añadir algo, complementarlo, completarlo. Son palabras muy parecidas pero sus significados no tienen nada que ver, por lo que debemos tener cuidado y no mezclarlas.

  1. Criteria, criterion

Criteria y criterion quieren decir lo mismo: criterio. No obstante, el primero es plural (copiando la forma latina) y el segundo es singular. De modo que siempre habrá one criterion y two or more criteria. Los ingleses tienden a decir *one criteria porque suena más culto, pero es incorrecto y deben evitarlo. Nosotros, claro, también.

  1. Discreet, discrete

Discreet quiere decir discreto, prudente, sobrio. Discrete, sin embargo, significa individual, separado o distinto. Los ingleses se confunden a menudo y para los hispanohablantes esta palabra es, además, un false friend, por lo que debemos andarnos con cuidado.

  1. Elicit, illicit

Illicit es bastante transparente en su traducción al castellano: significa ilícito. Ellicit, por el contrario, quiere decir sonsacar. Son palabras muy distintas en su significado y su categoría gramatical, por lo que no debemos dejarnos llevar por su semejanza formal.

  1. Farther, further

Farther es el comparativo de far (lejos) e implica una distancia física; se traduce como más lejos. Further, sin embargo, se refiere a una distancia figurativa: “We can take our business plan no further” se traduciría como “No podemos llevar nuestro plan de negocio más lejos/más allá”. Aunque la traducción al español a veces coincida, en inglés hay una clara diferencia entre la distancia física y la figurativa, y no podemos confundir una palabra con la otra.

  1. Imply, infer

La diferencia es clara, aunque a veces las confundamos: el emisor (hablante, escritor…) implies, mientras que el receptor (interlocutor, lector…) infers. Así, imply significa sugerir y infer quiere decir inferir, deducir.

  1. Insure, ensure

Estas dos palabras podrían traducirse al español como asegurarse, pero la primera se refiere a adquirir un seguro y la segunda a tener certeza, estar seguro de algo.

  1. Number, amount

La diferencia de uso entre estas dos palabras es sencilla y muy parecida al español (número, cantidad) pero hay gente que lo sigue confundiendo. Debemos usar number cuando nos refiramos a algo que se puede contar y amount cuando aquello a lo que aludimos no puede ser contado.

  1. Precede, proceed

Proceed es evolucionar o continuar, mientras que precede es preceder. Suelen confundirse en su flexión con –ing, de modo que debemos tener clara la diferencia para no intercambiar estos términos tan distintos.

  1. It’s, its

La confusión en el uso de los apóstrofes es muy frecuente en inglés, pero supone un error grave y la diferencia semántica que se genera es significativa. It’s es la contracción del pronombre it y el verbo to be conjugado (is): it + is > it’s. Its es el pronombre personal posesivo de la tercera persona del singular, género neutro. Nada tienen que ver, y no tienen que confundirse.

  1. They’re, their

Este caso es muy similar al anterior: they’re es la contracción de they are y their es el pronombre personal posesivo de la tercera persona del plural.

  1. Who’s, whose

Whose es, de nuevo, un pronombre (equivalente a de quién o cuyo) y who’s es la contracción de who is.

  1. You’re, your

Este caso es igual que los anteriores y cometer el error de confundirlos es muy frecuente. You’re es la contracción de you are mientras que your es el pronombre personal posesivo de la segunda persona.

 

Es para troncharse de risa. No se muy bien si lo han hecho así para ahorrar en traducción o para entretener a los clientes mientras eligen. En Tradelia tenemos buenos precios y mucha experiencia en traducir cartas de restaurantes.

Pésima traducción automática

Vino montado en una botella

LDrink & Go - Por qué adaptar las traducciones a tu mercadoos italianos solían decir traduttore traditore, que significa “traductor – traidor”, aludiendo al hecho de que muchas veces la traducción que uno hace de un lenguaje a otro genera tal cambio de sentido de los textos, que puede concebirse como una traición. [Tweet “”Traduttore traditore”: #traducción traicionera que cambia el sentido del texto”] Traición por la traducción es lo que “ha sufrido” la marca de café más antigua de Perú, Café Zena, en su intento de emular el éxito de Starbucks con la apertura de locales de hostelería para el disfrute de su café. Han querido apropiarse de la versión en español del conocido lema Drink & Go y le ha salido el tiro por la culata. En inglés, una frase como “Drink and Go” tiene un sentido y una connotación práctica y socialmente aceptada, pero poner a un café un letrero de neón a todo color que diga “Tomar e Irse”, es complicado de asimilar, es casi un imperativo tipo “toma tu café, deja tu dinero y vete”, frase que marca las antípodas de lo que es una de las propuestas de la categoría más exitosas en todo el mundo, Starbucks, donde todo está diseñado para que el consumidor se quede todo el tiempo que quiera. En Tradelia creemos que la idea de basarse en casos de éxito para potenciar la imagen de tu marca es buena, pero copiarlos al pie de la letra o dárselos a un traductor para traducirlos sin pensar en las consecuencias te puede llevar al fracaso más estrepitoso.  Fuente: LaRepublica.Pe