¿Cómo trabajamos?

Cada uno de los proyectos de traducción se estudia individualmente y el presupuesto siempre es personalizado, dependiendo del cliente, del tipo de documento, de su volumen, de la combinación de idiomas y del grado de urgencia requerido.

Este es nuestro proceso de traducción:

  • Estudiamos el tipo de texto, su volumen y establecemos el plazo así como un ajustado presupuesto.
  • Elegimos al traductor más adecuado y con experiencia en la materia. Siempre intentamos asignar el mismo traductor al mismo cliente con el fin de proporcionar coherencia y precisión a sus traducciones.
  • Nos documentamos sobre la temática en cuestión y elaboramos un glosario específico.
  • Disponemos de una gran cantidad de recursos lingüísticos que hemos elaborado durante todos estos años que apoyan nuestro trabajo y nos ayudan a producir textos más precisos.
  • Iniciamos el proceso de traducción. Durante todo el proceso mantenemos un contacto directo y cercano con el cliente, con el objetivo de optimizar el proceso de traducción, ajustar los plazos y precios más adecuados en cada caso para obtener un excelente resultado.
  • Realizamos una primera comprobación de la traducción final, revisando los criterios de edición y la fidelidad de la misma.
  • Revisamos independientemente. El trabajo del traductor es revisado después por otra persona para garantizar la calidad del texto traducido.
  • Confidencialidad: Tradelia se compromete a tratar como secreto profesional y confidencial toda información enviada por usted, prohibiendo cualquier divulgación, distribución o reproducción de la misma. Todos nuestros traductores han suscrito acuerdos de confidencialidad.